viernes, 28 de septiembre de 2012

Circunstancias

"La gente siempre culpa a las circunstancias de lo que ellos son. Yo no creo en las circunstancias. Las personas que avanzan en este mundo son las que se levantan y buscan las circunstancias que desean. Y si no las encuentran, las crean." 
George Bernard Shaw, escritor irlandés.

Últimamente me estoy fijando en la cantidad de actualizaciones en los medios sociales, tales como Facebook, donde dichos estados siguen el ejemplo de "no juzgues mi forma de ser, porque no sabes por todo lo que he pasado". Me he topado también con gente que, cuando actuaba de una forma que a mí me resultaba ilógica y le preguntaba el porqué, sus respuestas eran del estilo "he sufrido mucho y por eso ahora soy como soy, y no voy a cambiar".

Estos sucesos me han hecho pensar y sacar la conclusión de que el mundo necesita excusarse echándole la culpa al pasado de cómo es él o ella en el presente. La mayoría de la gente se vuelve irresponsable ante sus actos presentes tratando de buscar terceras personas o acontecimientos pasados.
Como ya dijo Larra en uno de sus tantos artículos, "las circunstancias... palabras vacías de sentido con las que trata el hombre de descargar en seres ideales la responsabilidad de sus desatinos".

Uno de los grandes privilegios humanos es poder crecer y aprender de los errores del pasado para no trasladarlos a lo que es ahora el presente, y continuar mejorando para no llevarlos a lo que será el futuro. ¿Por qué depender de que alguien haga algo mal para tenerlo que hacer yo mal? Es una pregunta que muchos deberían hacerse y que por suerte algunos se la hacen. El resto, se limita a actuar con irresponsabilidad dejando caer la culpa en lo duro que fue su pasado. Por lo tanto, estas personas demuestran no haber aprendido nada, puesto que no han crecido sobre ese pasado problemático.


"No somos disparados a la existencia como una bala de fusil cuya trayectoria está absolutamente determinada. Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter". 
José Ortega y Gasset, filósofo y ensayista español.

Una persona cuando hace surf y se cae, no culpa a la ola (y esta es cambiante a cada segundo). Un surfista de verdad está atento a lo imprevisible y hace gala de buenos reflejos para superar lo aparentemente imposible superando las circunstancias. La vida del día a día no deja de ser una ola. Las crisis personales son extraordinarias oportunidades para crecer y esto sólo es posible cuando reconocemos nuestro papel protagonista en dichos sucesos. Por el contrario, existe en muchos casos obstinación por "tener la razón". Esto lo único que consigue es cegar y que el error se pueda cometer nuevamente. Hay quien afirma que nadie le comprende, tan solo las pocas personas que conocen su pasado (las cuales se han limitado a ejercer una tolerancia en lugar de verdadera comprensión). Esto no es más que soberbia por no asumir la responsabilidad de los hechos de su vida.

Es triste y, a la vez, maravilloso darnos cuenta de nuestras equivocaciones. Triste porque a nadie le sienta bien el saber que se ha equivocado, y maravilloso por todo lo que se puede aprender de ello.

6 comentarios:

  1. Un día me caí en un hoyo, como me daba miedo volverme a caer comencé a evitar los hoyos, con el tiempo los evitaba por rutina y hoy soy demasiado vago para dejar de evitarlos.

    Yo intento que mi vida sea lo más fácil posible en cada instante (nunca en un periodo de tiempo) y bajar al hoyo es un esfuerzo, la idea de repetir mi error y otros nuevos que añado cuando lo intento me destrozan los nervios. Vivo en el hoyo, no soy feliz pero mi vida es fácil, hay quien incluso es feliz.

    ¿Qué nos ofrece salir del hoyo?

    ResponderEliminar
  2. Como mínimo no compartir habitación contigo.
    Como máximo conocer lugares que tú no conocerás ni en sueños.

    ResponderEliminar
  3. Vetnol, no considero que tu comentario tenga que ver con las circunstancias, sino más bien con el dejarse llevar por la vida fácil.
    Si caes en el hoyo, y aprendes que por ahí no debes volver a pasar, no lo volverás a hacer nunca. Si por contra vuelves a él, será porque nunca aprendiste.
    Salir del hoyo implica conocer nuevos lugares, nuevas personas, y lo más importante... Conocerte a ti mismo y lo que de verdad aspiras en esta vida.
    Tal y como te has expuesto, resultas bastante nihilista. Cada cual es libre de llevar como quiera su vida. Pero esta corriente en mi opinión no debería optarla nadie, sobre todo porque yo pienso que, si todo el mundo careciese de objetivos y aprendizajes en la vida y decidiese tomar los caminos fáciles, el mundo sería aún más caótico de lo que ya es.

    ResponderEliminar
  4. Perdonad creo que no ha quedado claro lo que quería decir:

    En el primer parrafo digo que un día tratando de hacer algo lo pasé mal (me caí en un hoyo) y que a partir de entonces deje de hacerlo. Trato de exponer como las circunstancias me marcaron.
    En el segundo explico como soy y que a pesar de que no hago aquello que intenté (evito los hoyos) tengo una vida que me satisface.
    La pregunta intenta remarcar este hecho.

    Sólo pretendo que entiendas que esas acciones que entiendes ilógicas y que la gente justifica en su pasado garantizan que no lo pasaremos mal otra vez. Que esas acciones son lo que hemos aprendido de nuestras circunstancias.

    ResponderEliminar
  5. "Vivo en el hoyo, no soy feliz pero mi vida es fácil, hay quien incluso es feliz."
    Eso es lo que dices en el segundo párrafo en tu primer comentario. En cambio, en tu segundo comentario dices:
    "a pesar de que no hago aquello que intenté (evito los hoyos) tengo una vida que me satisface."
    ¿No crees que resulta contradictorio?

    Queda claro que ni has comprendido lo que escribí en la entrada, ni lo escrito como contestación a tu comentario.
    En resumen, lo que digo es que si caes, si las circunstancias te marcan, ser más fuerte que ellas y elevarte, aprendiendo, y convirtiéndote en mejor de lo que fuiste. Todo el mundo debería aprender. No acomodarse.

    ResponderEliminar
  6. Es una entrada con mucha razón, pero no sé si he pillado el tema general (lo siento, pero a veces estoy empanada y no me entero de nada). Es verdad que hay personas que han tenido un pasado duro, pero que, poco a poco, han ido saliendo de ese "pozo sin fondo" con cosas que han hecho ellos mismos para ayudarse. Pero, si pasan los años, y él/ella no hace nada de nada, pero quiere ser feliz, no lo logrará, porque hay que aprender de los errores y no vover a tropezar con la misma piedra, sino rodearla.
    Besos fugaces...

    ResponderEliminar